Ayuda a tu pequeño a combatir el calor de verano con estos refrescantes consejos.

Para aquellos de nosotros que nos encontramos en el hemisferio norte, el calor del verano ha llegado tarde pero ha sido muy intenso. Los sofocantes días y noches han llegado con toda su fuerza. Y aunque a todos nos encanta estar bien a gusto en una habitación con aire acondicionado, también es importante disfrutar de estos días de verano al aire libre con tu pequeño.

A continuación te presentamos algunos consejos para disfrutar con tu hijo los largos días de verano al aire libre con seguridad y comodidad:

Horarios: Las horas más cálidas del día son desde las 11h a las 15h ya que el sol se encuentra en un ángulo más directo a nuestra cabeza, por lo que sentimos el sol más fuerte. Si es posible, trata de programar cualquier actividad al aire libre antes o después de estas horas. Si no es posible, entonces intenta pasar la mayor parte del tiempo en una zona con sombra.

Hidratación: ¡Este es el punto más importante de nuestra lista! Asegúrate que tu hijo beba suficiente agua antes de salir de casa y continúa hidratándolo durante y después de jugar al aire libre.

Exposición al sol: Los niños menores de seis meses no deben ser expuesto al sol y los niños menores de un año no deben ser expuestos directamente a la luz solar. SI tu hijo va a ser expuestos al sol, aplícale una protección solar mínima de 30 (o más alta), 30 minutos antes de salir al aire libre para que la piel tenga tiempo de absorber la crema. Recuerda volver a aplicarle crema solar cada dos horas, incluso si está nublado ya que el sol es aún más potente.

Ropa: El algodón y el lino permiten que la piel transpire mejor que el poliéster y otras telas sintéticas. Trata de vestir a tu hijo con ropa ancha, ligera y no olvides ponerle un gorro y unas gafas de sol.

Metal y otras zonas:
Y por último, hay que tener cuidado con las partes metálicas de cinturones u otros objetos tales como juegos infantiles que pueden calentarse y quemar. Por esta razón, asegúrate de revisar  la temperatura de las superficies antes de dejar que tu niño las toque. También ten cuidado con pisar zonas calientes, incluso la arena de la playa ¡Protege siempre los preciosos pies de tu pequeño!

¡Ya puedes ir a jugar con tu hijo al aire libre! ¿Tienes alguna información extra para estos calurosos días de verano? ¡Compártela con nosotros en Facebook o Twitter !

Cerrar