Probando las sillas Maclaren por los adoquines

Algunas de las calles más pintorescas del mundo suelen ser difíciles de caminar, especialmente si no te encuentras utilizando los zapatos adecuados o si llevas encima una carga muy pesada ¡Pero no te preocupes por tu silla de paseo! Todas las sillas Maclaren están totalmente equipadas con la suspensión necesaria para pasear cómodamente por las calles de adoquines.

Estamos conscientes que nuestros clientes alrededor del mundo viven en diferentes avenidas con gran variedad de baches y desniveles y es por eso que todas nuestras sillas de paseo cuentan con tecnología de amortiguación avanzada. Nuestras sillas Volo, Globetrotter y Triumph vienen con una goma de absorción especial incorporada en los soportes de las ruedas traseras, mientras que las sillas Techno XT y Techno XLR tienen resortes metálicos resistentes en las cuatro ruedas que proporcionan una suspensión superior  al pasear sobre los terrenos más difíciles.

De hecho, nuestras sillas de paseo no salen de nuestra fábrica sin ser evaluadas en nuestros laboratorios, donde realizamos simulaciones de situaciones de la vida real utilizando el peso de un niño promedio. Para llevar a cabo estas pruebas, colocamos una carga dentro de la canasta y el bolsillo de almacenamiento de la silla y utilizamos un maniquí  de prueba que pesa 15 Kg (el peso promedio de un 97% de los niños de 3 años de edad). Luego simulamos un paseo con la silla sobre 1.7 millones de impactos, similares a los encontrados en las calles con adoquines de Europa, asegurando que cada silla de paseo pase esta prueba sin defectos.

Ninguna de estas pruebas son obligatorias, pero a nosotros nos gusta hacer el trabajo extra para ofrecerte productos de alta calidad que te permitan pasear cómodamente por cualquier avenida del mundo.

Cerrar